Algunos trucos para alejar los conejos

El conejo no son solo es un animal dócil y bonito, símbolo de la Pascua de Resurrección. Para muchos es una verdadera pesadilla y puede significar la perdida de mucho trabajo invertido en la plantación de árboles y arbustos nuevos.

Oryctolagus cuniculus (su nombre científico) es originario de Europa. Se reproducen de una manera impresionante, de 30 a 40 hijos por año! (por algo son símbolos de fertilidad) y viven hasta 9 años. Comen de pasto a raíces, pero sus favoritos son los brotes nuevos. Favorecer el hábitat de sus predadores es una de las medidas para combatir la plaga: búhos y zorros.

 Una de las soluciones en la web para evitar que se coman plantas pequeñas y  brotes nuevos es el uso de repelentes naturales. Solución que me parece útil principalmente durante los meses secos, ya que debe reaplicarse cada vez que llueva. El uso de repelentes se basa en la premisa de que a los conejos no les gustan los olores y sabores fuertes como el ajo, la lavanda y el pimentón. También el gusto agrio de algunas especies, como la Digitalis purpurea, por lo que se recomienda plantar esta flor alrededor de las áreas a proteger.

Sin embargo, al parecer el olor mas repelente es el de la orina de los predadores.  La orina de zorro podría ser utilizada en este caso. Desconozco si el Zoológico de Quilpué vende o utiliza la orina de los zorros para este fin. Al parecer, desperdicios de felinos también podrían servir. Esparcir arena sucia de gatos también es señalada, pero en ese caso, no solo espantaría los conejos!

Mirando soluciones  en la web, encontré algunas interesantes:

 Dos recetas de repelentes a base de productos naturales:

1. Un contenedor spray hecho con partes iguales de agua y amoniaco con algunas gotas de detergente liquido para facilitar la dispersión. Se echa alrededor de las plantas, no encima de ellas. (El amoniaco es fuerte, así que es mejor proteger la piel y la vía respiratorias)

2. Cortar y machacar tres ajís picantes (cuanto más picante mejor). Colocarlos en un pote pequeño y agregar una cucharada de agua. Machacar. También se puede usar un procesador, pero en ese caso agregar suficiente agua. Luego, se debe filtrar con un paño y dejar caer en un jarrón de vidrio el líquido de los ajís. Agregar al jugo dos cucharadas de aceite vegetal un chorrito de cola fría y una gota de detergente líquido de loza.  Cerrar el contenedor de vidrio y batir. En un contenedor con spray, mezclar una parte del jugo con 10 partes de agua.  Batir antes de usar y rociar las hojas (no comestibles por supuesto)y tallos y brotes nuevos. Se recomienda rociar en los límites del área a proteger para formar una barrera. Re aplicar cuando llueva y cuando las plantas continúen creciendo. Se recomienda colocar mas ajís y agregar ajo para hacer la mezcla más potente en el caso que sea necesario.

Además del uso de repelentes se pueden usar trampas y dispositivos de sonido. Uno de ellos que más me llamo la atención fue el uso de CDs viejos! Dos CDs son colocados lado a lado en un palito imitando dos grande ojos de un predador. Y a pesar de que al parecer no funciona, tiene su merito, por ingenioso!

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s